El día de los Trabajadores del Estado interpela nuestra militancia

El 27 de junio lo adoptamos como día de los Trabajadores del Estado porque ese día, de 1978, se aprobó el Convenio N°. 151 Sobre la Protección del Derecho de Sindicación y los Procedimientos para determinar las condiciones de empleo en la Administración Pública, adoptado por la Conferencia General de la Organización Internacional del trabajo. El derecho a sindicalizarnos es el derecho a la organización colectiva, construcción imprescindible para participar en la determinación de nuestras condiciones de trabajo.

Determinar nuestras condiciones de trabajo es la base del ejercicio de nuestros derechos como trabajadores; y, entender que los derechos universales son individuales pero su ejercicio es siempre colectivo. Este convenio (151) significó la incorporación de los empleados de la Administración pública al derecho democrático de los trabajadores a conveniar las condiciones de trabajo y sus Salarios en Paritarias. Este logro en la OIT no fue una concesión graciosa, sino como todos los logros sobre derechos fue producto de la lucha colectiva, de los movimientos organizados de trabajadoras y trabajadores.

Esta herramienta fundamental es la que permitió a nuestro gran compañero Germán Abdala logre presentar el proyecto de ley que luego, logro sea aprobada en el Congreso Nacional en 1992. De esta manera, tenemos en nuestro país la ley de Convenio Colectivo de Trabajo para los trabajadores del Estado Nacional; y, en las provincias que se adhirieron, contando así con leyes provinciales. Por ello, este día interpela nuestra militancia.

Que, la fuerza para el ejercicio de nuestros derechos está en el Colectivo. Es la verdadera militancia democrática, construir el colectivo. Tendremos mejor convenio y mejores salarios si tenemos colectivos fuertes, con identidad, orgullosos de ser trabajadores del Estado, siendo activos militantes de las políticas públicas de nuestros organismos del Estado.

De un Estado Social de derechos al servicio del desarrollos de las comunidades, de los pueblos. Esta es nuestra identidad militante de VERDES BLANCOS. Que convencidos venceremos a la burocracia sindical que desfinancia la construcción colectiva para financiar mercenarios al servicio de poder político que violenta nuestros derechos. Por ello, la recuperación de ATE nacional implica la refundación de un gremio democrático; de fuerza movilizadora, de colectivos organizados defendiendo derechos, pero fundamentalmente ejerciendo nuestro derecho de ser pueblos libres y soberanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s