IOSCOR: ESTAFAR A LOS TRABAJADORES ES DELITO Y UNA INMORALIDAD -J.A.G.-

por JUÁN ALFREDO GONZÁLEZ -Secretario General CTA-Corrientes

La mafia política empresarial que gobierna nuestra provincia administra fraudulentamente “los fondos que aportamos los trabajadores del Estado provincial  para asegurarnos socialmente la salud, no solo personal sino familiar.

La utilización de nuestros aportes para negocios financieros de los políticos y la capitalización corrupta empresarial implican delitos penales de administración fraudulenta, estafa, peculado,  abuso de autoridad  y  podríamos seguir tipificando delitos  cuanto más avancemos en el circuito de complicidad delictiva.

Todos los actores partícipes del circuito delictivo conforman una asociación ilícita, que también, involucra a supuestas organizaciones de trabajadores, dedicados a una falsa actividad “mutualista”; donde, en realidad disfrazan “cuevas financieras privadas” como servicios sociales, de verdaderas empresitas de “asistencia social”  y que incluye, el escabroso negocio de los medicamentos.

Todos serán denunciados, porque no se trata de simples y aislados actos de corrupción sino de un sistema corrupto mafioso, político empresarial, que violenta derechos sociales, humanos, fundamentales y  esenciales, como la vida misma.

 Y más allá de lo delictivo, en cuanto a los negociados, nuestro objetivo fundamental es terminar con la perversa inmoralidad del daño humano y social  a la familia trabajadora.

Es de muchísima gravedad, en su mayoría de irreparables consecuencias, dadas por las restricciones, reducciones y hasta rechazos, en prestaciones a los afiliados-pacientes, por decisión de estos “funcionarios mal-administradores” de los fondos de la Seguridad Social.

Entendemos que con la denuncia no resolvemos la dramática crisis social y humana generada por este sistema mafioso de poder político empresarial. Por eso, sostenemos la imprescindible recuperación del Estado social de derecho, que garantice el ejercicio social solidario de nuestros derechos a través de la Seguridad Social, más aún, tratándose de nuestra salud.

Tramitar y gestionar individualmente ante la mafia que nos violenta, nos pone ante el camino de la rebeldía implosiva personal de la indignación; o del suplicio de la petición interminable, indecorosa; o a la resignación autodestructiva. El otro camino es construir el nosotros, el de la unidad colectiva, para exigir justicia y respeto, a poder ejercer plenamente nuestros derechos.

Es el camino de la negociación colectiva, por salarios dignos y suficiente, para vivir bien. Y que la Seguridad Social sea administrada por y para sus verdaderos dueños, las y los Trabajadores, tal como establece el tan violentado artículo 14ºBis de la Constitución Nacional.

Los derechos universales son individuales, pero su ejercicio es siempre colectivo, porque somos sujetos sociales. Es falso “el progreso o la salvación individual”, la disputa de todos contra todos fortalece a la clase dominante, violadora de derechos. La construcción colectiva fortalece el ejercicio universal y solidario de los derechos.

Construirnos colectivamente no es otra cosa que democratizarnos como sujetos sociales. Democracia no es delegar en otro y menos, delegar en un mafioso la decisión de como tenemos que vivir, sobrevivir y hasta como, morir.

Resistimos la violencia del poder mafioso, pero, simultáneamente nos construimos solidaria y colectivamente, como trabajadores y como ciudadanos. Ayudémonos, uniéndonos como trabajadores lograremos ejercer nuestros derechos, con responsabilidad ciudadana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s